Afirma Dad Dáger a pocos días de ser madre: »! He disfrutado tanto mi barriga que la voy a extrañar!» Dad Dáger está próxima a convertirse en madre por primera vez, fruto de su relación con Alejandro Ribalta y para celebrar su estado de felicidad, se retrató recientemente y muy al natural con su barriga para el lente del reconocido fotógrafo venezolano Guillermo Felizola.

De cómo le ha cambiado la vida y de su particular experiencia como primeriza, nos habla en una emotiva y reveladora entrevista la actriz de exitosas producciones como “Trapos Intimos”, “Mis tres hermanas”, “Viva la pepa” e “Isa TKM”, quien tiene planes de regresar al cine y a las tablas.

-¿Cómo describirías las sensaciones en estas tus últimas semanas de gestación?

-¡Son las más hermosas de mi vida! Después de tanto esfuerzo para quedar embarazada, Dios me premió con un embarazo hermoso, no he sentido malestares ni complicaciones de ningún tipo. En estas últimas semanas aún disfruto de caminatas, salgo en carro a buscar los últimos detalles. Hay sentimientos encontrados; he disfrutado tanto la barriga que la voy a extrañar y al mismo tiempo no aguanto la emoción de ver a Mathias, porque siento que ya lo conozco, él ha sido muy interactivo, se ha dejado sentir mucho. La sensación de ser madre por primera vez y no saber cómo, es hermosa pero da miedo, una lo quiere hacer todo tan bien y no hay manera de ensayar ni de practicar, solo el empuje del amor que sientes y las ganas de hacerlo bien, es lo que me da tranquilidad más el apoyo de mi esposo y mis seres queridos.

-¿Qué te ha dicho tu médico de tu estado y para cuándo está previsto el alumbramiento?

-El doctor Francisco Risquez, mi médico tratante está muy orgulloso y contento con el resultado de mi embarazo. Cuando llegue a él, mi cuadro estaba bastante complicado y él lo sabía, pienso y siento que su profesionalismo, su experiencia y su  equipo de gran calidad humana, más Dios y la energía y el amor que mi esposo Alejandro Ribalta y yo le pusimos; hizo que algo muy difícil se diera a la primera vez y de una forma  fluida y hermosa. La llegada de Mathias está prevista para finales de enero o principios de febrero, por lo que será un hijo de Acuario.

-¿Alguna  característica especial, anécdota o antojos que hayas experimentado durante estos meses de embarazo? ¿Qué tanto cambió tu rutina de vida?

-Cuando me enteré que estaba embarazada llevaba un mes grabando la novela “Libres como el viento”, el doctor Risquez dijo: “Esta es una posibilidad, seamos conservadores hasta los tres meses.” Así que para protegerme emocionalmente me desconecté de la información y no tuve síntoma alguno, me sentía estupenda y grababa a un ritmo normal. Creo que los antojos y el sueño le dieron más bien a mi esposo, no sé lo que es un antojo de embarazo y hasta seguí montando bicicleta, haciendo spinning TRX con Alejandro hasta hace un mes, claro todo con prudencia; por lo que hice mi rutina normal, solo que un millón de veces más feliz. Recuerdo como anécdota cuando sentí a Mathias por primera vez, pues cuando leí “Yerma” de García Lorca, siempre me llamó la atención la manera en la cual unas de las primas describía el sentir del hijo en el vientre: “Es como tener un pájaro vivo apretado entre las manos”, así le dice el personaje de María a Yerma, yo soñaba con que fuera así y Mathias me dio ese regalo.

-¿Qué tipo de técnicas modernas has llevado a cabo con tu bebé en el vientre?

-Hasta el quinto mes estuve grabando la telenovela, así que más estimulación que esa pensaba yo, pero siempre le colocaba música, me regalaron discos como “Baby Beatles”, “Baby Mozart y Vivaldi”, “Baby Police”, “Baby Bob Marley” y “Baby U2”, entre otros, así que el ejercicio siempre fue acompañado de música. Su padre Alejandro le hablaba todas las noches a nuestro hijo y yo también.

-Ya sabemos que será varón, ¿cómo escogieron el nombre y qué significado tiene?

– Cuando me supe embarazada y empezamos a ir a consulta, el doctor Risquez siempre decía que era varón y si bien pero aún no se sabía, él insistía en eso.  Me atreví a preguntarle a mi esposo si él tenía algún presentimiento y me dijo  que se la había venido ese nombre a la mente cuando yo estaba adentro haciéndome la transferencia y él esperando afuera, pues siempre me acompañó a todas las citas. Cuando llegué a casa me metí en Internet para averiguar el significado de Mathias y es “Regalo de Dios”. Así que cuando se me hizo la amniocentesis y comprobamos que era varón, no se dijo más.

-Te has caracterizados por ser una de las actrices con los mejores cuerpos de la farándula, ¿qué cambios has experimentado al respecto, cómo piensas recuperar luego tu figura?

-Durante el embarazo he estado tan feliz que ni he pensado en eso, sí he pensado en darle calidad de alimento a mi hijo y pienso siempre lo que voy a comer, eso indirectamente ha hecho que tenga una buena alimentación. Mi cuerpo es producto de mi alma y de mi estilo, así ha sido mi embarazo y así será mi recuperación; confío en mi estilo de vida que trato de llevar lo más saludable posible y así se reflejara, sin extremos. Además en ese aspecto soy muy afortunada porque mi marido Alejandro Ribalta que es entrenador físico profesional, se ocupa mucho de mi apariencia y estado físico, ¡qué más puedo pedir!

-¿Qué consejos has recibido de tu madre y demás familiares y amistades cercanas respecto a tu pronta maternidad?

-¡Mi madre Celsa es mi compañera mi hermana y amiga! Siempre me dice: “Hija nada está escrito cada niño es distinto, déjalo ser y déjate ser, solo tú sabrás cómo hacer las cosas y no es hasta que llegue el momento que sentirás qué debes hacer”; así pues que cualquier decisión que yo tome me sentiré totalmente apoyada por ella. Mi hermana menor que también se llama Celsa, se ha convertido en mi hermana mayor en estos momentos, he disfrutado un montón sentir que tengo hermana mayor, es rico. Ella se ocupó de darme todos los datos prácticos de los primeros meses y de la clínica y me mandó del exterior una gran cesta de regalo con todo para los primeros tres meses. Mis amigas Sheila, Oly, Mónica, Viví, Rosaura, tan bellas, han sido mis ángeles de la guarda, además de mucha gente que quisiera nombrar.

-¿Qué mensaje o consejo le pudieras dar desde tu experiencia a las mujeres que han intentado y no se atrevan a ser madres por miedos o por pensar que no se puede a ciertas alturas de la vida?

-Puedo decir que si quieres ser madre, llevas más de cinco años intentando y ya no tienes 20 años, no esperes,  con la edad sí se complica la maternidad y por muy bien que te veas existe el reloj biológico y quizás no tengas un problema detectable y por esa razón o por miedos a los tratamientos; como me pasó en un principio, no van a un especialista pero si deseas tener a tu bebé no esperes más y toma la decisión. Todos somos obra de Dios y estos tratamientos son obra de nosotros así que la mano de Dios está ahí bien metida; solo puedo decir que den da el paso y que disfruten de la maternidad y ¡de los avances de la ciencia!

-Siempre se dice que al tener un hijo la vida te cambia, ¿cómo te sientes al respecto a días de concebir por primera vez?

-No se dice en vano,  la vida te cambia, el amor se hace más engrandece, se proyecta y en mi caso la llegada de Mathias ha generado amor, prosperidad, alegría, esperanza, fe, seguridad, brillo y compromiso. Todos los días estamos rodeados de tantos milagros y a veces ni nos damos cuenta, agradezco tanto a la vida el haber pasado por esta experiencia de esta manera porque te ubica en  darle el justo valor a las cosas, la vida es tan corta que hay que disfrutar y valorar cada instante de felicidad, cada milagro a fondo.

-Estás casada con el entrenador Alejandro Ribalta, tú eres de las artes y él del mundo deportivo, ¿qué valores o enseñanzas de cada ámbito piensan inculcarle a Mathías?

-Pienso, siento y creo que los deportistas y los artistas como la naturaleza, somos los guardianes del planeta, el alma, el espíritu, el oxígeno, la risa del planeta, tenemos un solo idioma, reunimos, unimos, creamos y vivimos jugando seria y comprometidamente; esos son los valores que le sembraremos a Mathias.

-¿Qué te llevó a posar de esta forma “al natural” bajo el lento de Guillermo Felizola? ¿Cómo te sentiste con esta sesión de fotos?

-Guillermo Felizola aparte de ser un talento especial y único que me enorgullece a donde ha llegado, es mi hermano y se necesita de un hermano para posar desnuda y embarazada; mucha vulnerabilidad expuesta y mucho amor se requiere, ¡así que quién más que el tío Guillermo para la sesión de foto!

-¿Qué planes profesionales se vislumbran luego del nacimiento de tu bebé?

-A mediados de año tengo el estreno de la película “Desautorizados” de Elia Schneider, inmediatamente tengo planes de una obra de teatro que mencionará más adelante junto con esa gran actriz que es Diana Volpe, y otro proyecto en las tablas: “Roosters”, con Matilda Corral. Así que este año aparte de la llegada de Mathias, tengo proyectos muy comprometidos que me tienen muy ilusionada, pues también acompañaré y ayudaré a mi esposo con la apertura del gimnasio “Arscenter” en Las Mercedes.

Fotos: Guillermo Felizola