tenía 25 años cuando Angelina Jolie posó en topless para el fotógrafo David LaChapelle.
 
En la instantánea, una tatuada Jolie era la protagonista junto a un caballo blanco que en ese instante le lamía uno de sus pechos, antes una enorme carcajada de la actual esposa de Brad Pitt.
 
En breve, la sala Christie’s sacará ésta y otras fotografías a subasta. El precio de salida será de 35.000 libras (unos 40.000 euros)