La canciller alemana encabeza la lista de Forbes de las mujeres más poderosas del mundo, que está dominada por

políticas, empresarias y, por supuesto, por nuestras celebrities preferidas. En esta ocasión, la artista de Judas y la cantante de R&B lideran la categoría de entretenimiento.  

Pisando los talones a la canciller alemana, Angela Merkel, primera en la lista Forbes, se encuentra la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, seguida por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

«Nuestra lista refleja las diversas y dinámicas trayectorias de poder para las mujeres hoy en día, si lideran una nación o si establecen la agenda de temas críticos de nuestro tiempo», dijo en un comunicado Moira Forbes, presidenta y editora de ForbesWoman.

Ocho jefas de Estado y 29 presidentas ejecutivas lideran la lista de Forbes de las 100 mujeres más poderosas. Tienen una edad promedio de 54 años y en su conjunto controlan 30 billones de dólares. De ellas, 22 son solteras.

Lady Gaga, quien el año pasado alcanzó la séptima posición, este año cayó cuatro escalones, aunque todavía se las ingenió para abatir a la exitosa Oprah Winfrey, quien se encuentra en el puesto número 14.

A sus 25 años, la cantante de Poker Face es también la integrante más joven de la lista, mientras que la reina Isabel de Gran Bretaña, que ocupa el número 49, es la mayor, con 85 años. La siguiente artista del ránking de Forbes es Beyoncé, en el 19.

Angelina Jolie alcanza el 29 gracias a su labor humanitaria y la supermodelo Gisele Bündchen se encuentra en el 60, justo un puesto por encima de la autora de Harry Potter, J.K. Rowling.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, quien el año pasado ocupó el primer puesto, cayó al número ocho en el ranking actual.