La actriz y Peter Lindberg reúnen a un grupo de famosos en torno a la campaña ‘Red’. Penélope Cruz ha hecho una excepción y se ha prestado a posar ante el objetivo de Peter Lindberg

por una buena causa: ‘Red’. La actriz, que se encuentra en la recta final de su embarazo, solo puso una condición aparecer en la portada de la revista Vogue en un plano corto para dejar así al margen su avanzado estado de gestación. Para Pe, ‘Red’ es muy importante. Se trata de la fundación creada por Bono y Bobby Shriver en 2006 con el propósito de luchar contra el Sida en África.

«Bono es brillante, solo los que le conocen saben hasta qué punto se deja la piel en ayudar a los demás. No solo tiene ideas geniales, las pone en marcha con muchos trabajo y esfuerzo», declara Penélope. Que sobre su embarazo solo dice: «Me siento muy bien, muy feliz y con muchísima ilusión». Y se despega de la llamada prensa del corazón. «Me parece muy peligroso el culto al cotilleo, la telebasura».

En el proyecto ‘Red’ están implicadas otras grandes actrices como Kate Winslet, Julianne Moore, Meryl Streep, Gwyneth Paltrow y Naomi Wats. El objetivo de Peter Lindberg también se detiene en otros personajes de la vida social y cultural española.

A través de Spain by Peter Lindberg, el fotógrafo muestra la imagen que tiene de España. Los elegidos son la modelo Bimba Bosé, el portero de la selección y del Real Madrid Iker Casillas, el modelo Andrés Velencoso, las actrices Maribel Verdú y Pastora Vega, el cineasta Pedro Almodóvar, los actores Antonio Banderas y Miguel Ángel Silvestre, el empresario.

Luis Medina, los toreros José Mari Manzanares, Cayetano Rivera Ordóñez y Javier Conde, la modelo y presentadora Eva González y la cantante Estrella Morente. Penélope Cruz coincidió en el estudio de Lindberg con Casillas, capitán de La Roja. «No sabes lo felices que nos habéis hecho a todos los españoles». Y luego posó con él como una hincha más.