Él había accedido a hacerse las pruebas… Al final la verdad acaba saliendo a la luz y el escándalo del supuesto hijo secreto del canadiense parece que se ha quedado en una chica que buscaba su momento

de gloria. Mariah Yeater ha decidido retirar la denuncia contra el artista unas horas después de que Justin accediera a hacerse las pruebas de ADN. ¿El motivo de esta retirada? Sus abogados han decidido no representar su defensa.

La californiana se ha quedado sin coartada, sin argumentos e incluso sin abogados. La web TMZ ha publicado en exclusiva que los letrados que había contratado la joven, Lance Rogers y Matt Pare han decidido no seguir adelante con el proceso.

El portal señala que el motivo podría ser que ambos veían venir una denuncia por parte del abogado de Bieber, Howard Weitzman, que iba a abrir un nuevo litigio contra la joven por haber hecho afirmaciones falsas sobre el artista.

No obstante, Justin ya había dejado claro que no tenía inconveniente en hacerse las pruebas de paternidad para evidenciar que ese bebé no es suyo.

Ahora Mariah ha decidido salir corriendo antes de ver cara a cara con la que se avecinaba: un denuncia del canadiense por haberle calumniado sin motivo.

De modo que las fans de Justin Bieber pueden respirar tranquilas sabiendo que su ídolo no tiene hijos secretos por el mundo.