Lindsay Lohan se convierte otra vez en centro de la controversia por una polémica sesión de fotos de Terry Richardson

en la que hace más que solo posar sexy.

Esta no es la primera vez que Lindsay Lohan se junta con el artista de la lente, sin embargo, en esta ocasión ofrecen un inesperado resultado en el que la actriz pareciera querer acabar con su vida.

Otras de las imágenes muestran a Lindsay Lohan con una sexy lencería, aunque en algunas de las fotografías, la actriz muestra de más, razón por la que se distorsiona la zona de su busto.

JE / NetJoven