El conocido rapero Kanye West no dudó en regalarle a su prometida, la estrella de televisión, 
Kim Kardashian un regalo de bodas que definitivamente sorprendió a todo el mundo.
 
West decidió agasajarla con la adquisición de 10 restaurantes de la franquicia Burger King que se encuentra repartido por toda Europa.
 
Una fuente del diario Daily Star reveló que ‘a Kanye siempre le ha encantado jugar con el favor sorpresa, por lo que nadie se esperaba que opté por un regalo tan original para demostrar todo el amor que le tiene a Kim’.  
 
Elena Cortés / NetJoven