Jennifer López, a sus 42 años, parece haber rejuvenecido después de haber anunciado al mundo que se separaba de

su esposo Marc Anthony. La cantante está rodando su último videoclip (Papi) en Los Ángeles y ha estado absolutamente desatada y divertida, saltando sobre los hombros de algunos de los extras que aparecerán.

J-Lo ha elegido un modelito de camisa y shorts sexy, veraniego y desenfadado para mostrar su vientre plano (aunque no tanto sus piernas tonificadas…) y su piel bronceada. ¡Cómo se nota que aprovecha el veranito para tomar el sol!

 

A Jennifer parece que le ha divertido mucho eso de dejarse voltear por los aires porque en la mayoría de fotos tiene una sonrisa de oreja a oreja que hacía días que no le habíamos visto y eso que esas piruetas con unos tacones y unas plataformas como las que lleva no parece cosa fácil.

El próximo tema de López es una canción veraniega y optimista, así que la latina ha optado por dos de los coreógrafos más de moda del momento para el videoclip: Napoleon y Tabitha D’Umo (también conocidos como Nappytabs).

Consciente de que está estupenda y de que vuelve a ser una de las cantantes más sexies del momento, Jennifer también rueda algunas escenas en las que luce tipazo posando junto a un puesto de frutas. Hay que ver lo bien qué le ha sentado la soltería a esta mujer…