La cantante compra en tiendas de a dólar y es cliente frecuente de restaurantes de comida rápida


Britney Spears gana dinero como una estrella, pero cuando se trata de gastar, es más bien cautelosa.

De hecho, le gusta comprar en tiendas donde las mercancías cuestan un dólar o menos y es cliente frecuente de restaurantes de comida rápida.

De acuerdo con documentos oficiales obtenidos por TMZ.com, la cantante incrementó su fideicomiso en casi 14 millones de dólares… ¡y sólo gastó 6.8 millones!

Como es sabido, ese dinero lo administra un grupo de abogados que supervisa su padre, Jamie Spears, desde 2008, cuando Britney tuvo una crisis que la obligó a tomar terapia psiquiátrica y rehabilitación.

En total, ese fondo asciende a 36.4 millones de dólares y se incrementa anualmente gracias a las inversiones que realizan sus tutores.

Según TMZ, el gasto mayor de la intérprete de «Womanizer» fue en ropa: 33 mil 959 dólares. Y eso no es nada comparado con sus antiguos estándares.

Y es que en 2007 Britney gastaba 16 mil dólares al mes en prendas de vestir, según publicó en su momento Fox News. Eso equivalía a unos 192 mil dólares anuales.

Claro que también cae en algunas excentricidades. Por ejemplo, ha pagado 500 dólares por un manicure y 3 mil 400 dólares en luces navideñas.

En contraparte, en los documentos que registran sus gastos aparecen modestas cuentas por 63.74 dólares de la tienda 99 Cents Plus y una de 11.92 dólares en Pay 99 Cents Or Less.

Su fortuna supervisada no incluye los 68 millones de dólares que se embolsó gracias a su pasada gira de conciertos ni los 15 millones que recibió como juez de ‘The X Factor’.