El sonambulismo sexual consiste en tener una actividad erótica (masturbación, coito,

verbalización sexual u otro tipo de comportamiento inconsciente) durante el sueño. Esta clase de trastorno le pasa a hombres y mujeres.

Los estudios en hombres han concluido que durante la fase de sueño REM (movimientos oculares rápidos) pueden aparecer sueños eróticos acompañados de erección y eyaculación. Algo parecido ocurre en las mujeres, se dilatan los vasos de la pelvis, hay congestión genital, lubricación y sueños eróticos.

Las personas con sonambulismo sexual son más propensas a sufrir ansiedad, problemas de atención, de concentración y depresión.

Luz Freitas / NetJoven