Puede que Cheryl Cole sea una de las artistas más populares del Reino Unido, donde, desde los

comienzos de Girls Aloud, supo ganarse la admiración del público, pero el mercado norteamericano aún no le ha abierto las puertas como a otros compañeros de profesión como Jessie J y One Direction. Pero esta situación podría cambiar gracias a una jugada maestra del mánager de la británica, will.i.am.

El productor ha decidido que el mejor modo de introducir a su protegida en los Estados Unidos sería emparejarla con un artista consagrado de allí, y parece ser que finalmente el elegido será el mítico Snoop Dogg, quien, con una larga y fructífera carrera a sus espaldas, nunca dice no a colaborar con una chica guapa. Así lo explicaba el rapero en una reciente entrevista con Daily Star: «Trabajaré con Cheryl, eso es seguro. el hip hop vende en América y will.i.am. quiere conducirla en esa dirección.»