El popular cómico británico y reconocido exninfómano es más selectivo con sus parejas sexuales


Russell Brand –quien se separó de Katy Perry en diciembre de 2011 tras 14 meses de matrimonio, una turbulenta historia de amor que finalizó en 2012 con el divorcio oficial de la pareja– ha revelado que ahora intenta ser más «selectivo» con quien se lleva a la cama, ya que pretende que el acto sexual se vea acompañado de una cierta conexión emocional.

«Me he calmado bastante. Ahora hay menos probabilidades de que me lance de forma implacable a una chica por la que me sienta atraído. Trato de ser más cuidadoso con lo que hago, ya que prefiero que el sexo y la emoción vayan de la mano», explicó el artista en el programa matutino de Christian O’Connell, en la emisora británica Absolute Radio.

En su próxima gira de espectáculos de comedia, Russell tiene planeado actuar en prisiones femeninas, una extraña elección que –según el actor– viene motivada por la probabilidad de que acabe encerrado en la celda de alguna de ellas.

«Sí, serán prisiones de mujeres. ¡Le he estado dando muchas vueltas a ese asunto! Imagínate que una de las reclusas coge y me encierra con ella, así, sin juicio ni nada. Al menos podré hacerles reír un par de semanas ahí metido. Teniendo en cuenta lo que la gente hace en esos lugares por un paquete de cigarrillos, quién sabe lo que me harán sabiendo lo que les puedo ofrecer», explicó el carismático humorista.