Además, ambos han dejado de seguir al otro en Instagram.

Si ya de por sí es difícil para el común de los mortales lograr que una relación sentimental funcione a lo largo de los años, mucho más complicado parece ser para las parejas del mundo del espectáculo, que tienden a durar muy poco. Salvando a raros ejemplos como Beyoncé y Jay Z, cada vez vemos más romances de corta duración entre personalidades del show-bussiness: mirad sino los ejemplos de Miley Cyrus y Liam Hemsworth, Katy Perry y Russell Brand o Taylor Swift y Harry Styles.

Y los últimos en seguir esta triste tendencia han sido Rita Ora y Calvin Harris, quienes después de nueve meses han decidido poner fin a su unión, o al menos eso es lo que da a entender su reciente actividad en las redes sociales. El pasado miércoles, la cantante escribió un revelador post en que decía: «¿Alguna vez os habéis preguntado qué duele más: decir algo y desear no haberlo dicho o no decirlo y desear haberlo dicho». A continuación, la británica dejó de seguir al DJ en Instagram. Una ruptura de lo más moderno, vaya…

Fuente: Los40.com