Lesbiana y otros sinónimos han sido usados en las redes sociales para tratar de ofender a la cantante


La carismática intérprete Pink está felizmente casada con el piloto Carey Hart y tiene una hija de dos años llamada Willow, pero aun así todavía tiene que soportar que algunos usuarios de las redes sociales traten de minar su autoestima asumiendo que su apariencia y su fuerte personalidad son más propios de una mujer lesbiana.

Esta tendencia se ha intensificado en las últimas semanas, en las que sus detractores más radicales han tratado de amedrentarla a base de insultos homófobos, invadiendo el perfil de Twitter de la artista. La estrella del pop ha aprovechado, sin embargo, para mostrar su indiferencia ante las críticas y para rendir homenaje a las «muchas» amigas lesbianas que posee en su círculo de allegados.

«Les voy a enseñar algo muy sencillo. Cada vez que aprovechan el anonimato de internet para insultarme con términos como ‘lesbiana’ y demás sinónimos de escaso gusto, la verdad es que no logran molestarme ni hacer que me sienta ofendida. De hecho me lo tomo como un bonito cumplido. Muchas de las personas que más quiero en este mundo son lesbianas y son gente a la que respeto y admiro profundamente. Si de verdad quieren sacarme de mis casillas, tienen que ser más creativos y dejar de lado el recurso fácil. Venga, tienen 140 caracteres a su disposición», les retó la combativa cantante a través de su espacio en la plataforma virtual.