El ex líder de Black Sabbath ha afirmado que aún sigue sintiendo los efectos producidos por sus abusos con las drogas.

Ozzy ha afirmado que aún sigue sintiendo los efectos producidos por sus abusos con las drogas: tiene brotes repentinos de ansiedad ante los problemas más pequeños.

Y es que, después de haber ‘coqueteado’ más de la cuenta con el alcohol y sustancias como el LSD, Ozzy Osbourne ha manifestado lo siguiente: “El LSD es divertido hasta que deja de serlo. De repente estás corriendo por Miami Beach con espuma en la cabeza como apuntándole a la cara a tu mejor amigo con una pistola un minuto después”.

Fuente: Enelshow.com