Graduada universitaria y próxima a empezar su postgrado, Olivia Sprauer parecía simplemente una muy atractiva profesora de bachillerato, pero tenia una doble vida.

Además de dar clases en una secundaria de Boca Ratón, en el estado de Florida.

La joven de 26 años usaba un nombre artístico para su trabajo de modelaje, para que su otra carrera no afectara su labor docente. Pero eventualmente sucedió, sus alumnos descubrieron sus fotos en las redes sociales y pronto fue llamada a la oficina del director. Así, fue forzada a renunciar, sin embargo se tomó su desempleo de buen humor.

“I´m too sexy for my job” (“Soy demasiado sexy para mi trabajo”), escribió Olivia, que de todos modos comentó que pensaba retirarse al terminar el año escolar para volver a la universidad a continuar sus estudios de postgrado. “Yo sabía que no quería volver al año siguiente, y que quería ir a la universidad, así que decidí que con llegar a fin de año iba a estar contenta”.

 

 

Con información de El Confidencial – Noticias24