Después de la polémica que desató en su país de origen, Australia, al tachar a la madre de alquiler de mera »máquina incubadora»…La actriz Nicole Kidman ha dado las gracias públicamente

a la mujer que dio a luz a su segunda hija adoptiva, después de la polémica e indignación que desató en su país de origen Australia al tachar a la madre de alquiler de mera “máquina incubadora”.

Kidman y su marido, el cantante Keith Urban, anunciaron el mes pasado que habían sido padres de nuevo después de que Faith Margaret naciera el 28 de diciembre en la ciudad estadounidense de Nashville (estado de Tennessee).

“Tras dar a luz y después de ver a mi hija nacer de esta forma, el amor que sentí por nuestra madre de alquiler… Ha sido la mujer más maravillosa del mundo por hacer esto por nosotros”, dijo Kidman a la red de noticias ‘Asutralias’s Nine Network’.

“Estábamos deseando desesperadamente otro hijo y esta oportunidad surgió para nosotros. Yo no me quedaba embarazada y queríamos otro bebé”, señaló la estrella de Hollywood. “Me emociono sólo con hablar sobre ello, porque le estoy tan agradecida (a la madre)”, apuntó. “Todo el mundo conoce la decepción, el dolor por los que uno atraviesa cuando intentas y luchas por la fertilidad”, agregó.

Cuando Kidman se casó con el cantante de country Urban en 2007, ya tenía dos hijos adoptados. Su hija Isabella y su hijo Connor, de su anterior matrimonio durante diez años con el actor Tom Cruise.

Isabella, de 19 años, y Connor, de 16, viven con Cruise y su actual mujer Katie Holmes, aunque según dijo Kidman le gustaría mucho que en algún momento se fueran a vivir con ella y su marido.

Fuente: Elmundo.es/en el SHOW