Combina la bebida con ejercicio… La extravagante diva Lady Gaga no para de sorprender con sus más que

peculiares hábitos. ¿Lo último? Afirma que ahora está sometida a una «dieta borracha» para cuidar la línea. En esta peculiar dieta Gaga no se priva de tomar bebidas espirituosas y hacer ejercicio en el gimnasio aunque tenga resaca.

«Vivo mi vida como quiero, de una forma creativa, me gusta beber whisky y demás mientras trabajo. No obstante tengo que cuidarme entrenando, y aunque tenga resaca, no dejo de cuidarme. Es una forma de estar en equilibrio conmigo misma y mantenerme inspirada. He de decir que hago muchísimo yoga». Así de convencida habla Lady Gaga de su curiosa dieta, aunque no obstante ha demostrado no sentarle tan bien como parece.

Al parecer la diva de 24 años confesó la semana pasada que de hecho, no es capaz de recordar cómo celebró su premio Grammy porque estaba completamente borracha, algo que hace ver los efectos negativos de esa dieta con la que ella está tan contenta.

El ex manager de su gira, David Ciemmy, ya aseguró el año pasado que Gaga se pegaba atracones a base de comida basura, tartas y dulces, y después no comía absolutamente nada en semanas para poder entrar perfectamente en todos sus modelitos. Una vez incluso llegó a perder casi 10 kilos entre pruebas de vestuario sólo para que uno de sus outfits le valiera.

Parece ser que estos malos hábitos pueden deberse a que la cantante está sometida a mucha presión para que pierda peso y que conserve la línea.