El nacimiento del hijo de Guillermo hizo a varios recordar a la fallecida princesa Diana


Londres, Reino Unido.- Si un accidente de coche no hubiera sesgado prematuramente la vida de la madre del príncipe Guillermo en 1997, Diana de Gales habría vivido con incontenible alegría el nacimiento de su primer nieto, a quien habría colmado de cariño y en cuya vida se habría involucrado completamente.

«La noticia de hoy habría hecho de Diana, princesa de Gales, la abuela más orgullosa del mundo. Su legado se preserva a través de todos esos jóvenes que viven con orgullo su día a día, que honran con ello su memoria y su inspiradora labor», explicó Tessy Ojo, presidenta de la organización que reconoce con el premio Diana a los jóvenes más comprometidos con la comunidad.

Quien también ha recordado a la emblemática princesa en tan alegre ocasión ha sido su hermano, Earl Spencer, quien ha encontrado cierto paralelismo entre el nacimiento del hijo de Catalina y Guillermo con el de Diana.

«Recuerdo que mi padre me contó que Diana nació en un día igual de caluroso, allá por julio de 1962 en Sandringham. Y ahora vuelve a suceder, en un precioso día de verano medio siglo más tarde. Estamos todos radiantes de felicidad por la magnífica noticia», admitió el hermano de la malograda princesa.

Una gran amiga de Lady Di, Rosa Monckton, también ha querido recordar a la princesa de Gales, quien le ayudó y guió a lo largo de todo su embarazo.

«Lo que la gente nunca supo es cómo Diana, quien tenía unos instintos maternales jamás superados por nadie que conozca, disfrutó de cada segundo de su embarazo. De hecho, era común ver cómo se entusiasmaba con cada mujer embarazada que encontraba. Por eso, ver fotografías en las que la duquesa de Cambridge sale de compras para el bebé con su madre me entristeció muchísimo, al pensar que Diana no podía vivir rituales como esos que le habrían hecho disfrutar de todo el proceso de gestación. Estaba hecha para ser madre. Su instinto maternal era la mejor faceta de su personalidad. No tengo duda de que habría sido la abuela más magnífica del mundo y me entristece profundamente saber que no formará parte de la vida de su nieto», escribió Rosa Monckton en el periódico Daily Mail.

Aunque no tenga el privilegio de poder crecer junto a Lady Di, el recién nacido todavía tiene a su abuela materna, Carole Middleton, con quien ya tiene planeado pasar las primeras semanas de vida, rodeado seguro del cariño de sus abuelos Mike Middleton y el príncipe Carlos.

«[Carlos de Inglaterra] va a ser increíblemente cariñoso con el niño y va a sorprender lo involucrado que se mostrará cuando su nieto se haga un poco más mayor. Carlos va a ser un abuelo estupendo cuando el niño crezca un poco, aunque estoy seguro de que disfrutará de la misma forma de los primeros meses de vida del bebé. Creo que será un momento mucho más emotivo para él de lo que la gente pueda llegar a pensar», confesó un íntimo amigo del príncipe de Gales.

terra