Los chicos de One Direction son solo humanos, y no pudieron evitar reaccionar como la mayoría de nosotros ante la sorpresiva actuación de Miley Cyrus en los VMA.
 
La ex-Hannah Montana tomó el escenario en Brooklyn y sorprendió a más de un televidente y asistente a la premiación, incluyendo a la boyband británica, que fue enfocada durante la presentación de la cantante.
Miley se presentó junto a Robin Thicke cantando ‘We Can’t Stop’ y ‘Blurred Lines’, dos de las canciones más ‘hot’ del año.
 
Foto: Captura
Por: DG/NetJoven