Esta original propuesta artística con calidad de exportación, cuyo estreno está pautado para este 17, 18 y 19 de

junio, en el Aula Magna de la UCV, inspirada en la famosa novela de Rómulo Gallegos, fusiona de manera inédita la intensidad del joropo con la fuerza expresiva del flamenco, en medio de la belleza del llano venezolano

Su mítica figura está arraigada desde hace décadas en el imaginario colectivo latinoamericano… “Más allá del Cunaviche, más allá del Cinaruco, más allá del Meta”, la implacable terrateniente devoradora de hombres ha desandado los más diversos  territorios fuera de la ficción literaria, extendiendo su leyenda al cine, la televisión y la ópera.

Doña Bárbara, publicada por Rómulo Gallegos en 1929, la obra literaria venezolana de mayor difusión universal, con más de cincuenta ediciones y traducciones a unos cuarenta idiomas, así como diversas versiones para televisión, cine y la ópera;  ha servido de inspiración para el nuevo musical de la Fundación Venezuela Viva: ORINOCO, cuyo estreno se celebrará el viernes 17 y el sábado 18 de junio, a las 7 p.m, y el domingo 19, a las 11 am,  en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela.

La reconocida bailaora venezolana Daniela Tugues será la encargada de vestirse en la piel de este complejo personaje. Durante 34 años bailando flamenco, ha sido primera figura de  las compañías de Siudy Quintero, Venezuela Viva y de andaluza Paco Peña Flamenco Dance Company.

En  1995, Tugues fue seleccionada para bailar en el documental del cineasta español Carlos Saura, «Flamenco». Defensora del Flamenco Latino como nueva expresión universal, actualmente  trabaja como directora de danza y primera bailarina de Venezuela Viva, así como también con Paco Peña Flamenco Dance Company. Es fundadora y directora de la Agrupación Juvenil Flamenco de Venezuela.

Para asumir el papel ha recibido un intenso entrenamiento actoral de parte de Vicente Albarracín,. Sobre su personaje, afirma: “En Doña Bárbara que es mi personaje, creo que lo más valioso es entender que esa mujer no era mala porque si, que todo «malo» tiene una historia triste detrás que les rompió el corazón en algún momento y los hizo perder la fe. Esto me apasiona como ha sido representado en la obra y considero algo importante de hacer notar. Todo en la vida es una consecuencia de algo”.

Acerca del musical, del que también  es responsable de la creación coreográfica, dice: “Espero que la obra sea el primero de muchos otros trabajos que colaboren en la reconstrucción y el rescate del amor a nuestro país.  Parte del mensaje que quisiera comunicar en lo personal, es el de que SOY VENEZOLANA, MUJER LATINA y que si se puede  hacer un trabajo innovador, grandioso que marque pauta tanto a nivel mundial como nacional y por ende conseguir una mejora en nuestra autoestima”.

Junto a la enigmática Doña Bárbara de Tugues, brillarán en escena el valiente Santos Luzardo del cantante Alejandro Zavala, la silvestre Marisela de la bailarina Carla Urquiola y el Pajarote del cantante Juan Carlos Páez, en un montaje de alto nivel técnico y artístico, que reúne a más de cuarenta artistas, entre bailarines, músicos, cantantes y actores, provenientes de cuatro ciudades del país: Barinas, Barquisimeto, Valencia y Caracas, quienes buscan transmitir, con frescura y dinamismo, el espíritu de la Venezuela que retrata Gallegos.

También destaca el trabajo del pianista César Orozco en la composición y Dirección Musical; Francisco Octavio con gran parte de las letras, Daniel Cabrera en las coreografías llaneras, Justo Gómez en el diseño de vestuario, Edwin Erminy en la escenografía, el premiado director Vicente Albarracín, en la dirección actoral y Carolina Lizarraga en la creación y dirección artística.

Las entradas para ORINOCO, cuyo precio oscila entre 100 y 350 Bolívares, están a la venta en www.solotickets.info, tiendas Esperanto (San Ignacio, Paseo Las Mercedes y El Recreo), tiendas Confetti (Sambil y Galerías Prados del Este), en las taquillas del Aula Magna de la UCV, y a través de la página Web: www.venezuelaviva.com.

FOTOGRAFIA: Fran Beaufrand