La celebridad y empresaria presumió orgullosa su barriga de embarazada durante sus pasadas vacaciones por las Islas Griegas


Tal parece que Kim Kardashian poco a poco comienza a aceptar las nuevas curvas que van apareciendo en su cuerpo con motivo del hijo que espera con Kanye West.

La edición digital del Daily Mail publicó una serie de nuevas fotografías en las que aparece la socialité presumiendo su panza de embarazada durante sus pasadas vacaciones familiares en las Islas Griegas.

La socialité lucía un bikini de dos piezas color marrón que dejó a la vista el abultado vientre producto de sus siete meses de embarazo.

Anteriormente Kim Kardashian había manifestado su descontento  e inconformidad con los cambios que presentaba su cuerpo al expresar en su cuenta de Twitter: «Me esfuerzo para encontrar cosas que no me hagan verme pesada».

Sin embargo, a dos meses de dar a luz, Kim Kardashian parece estar resignada con su nueva figura, por lo que se ha permitido aparecer en bañador, pese al sobrepeso que ha ganado por su próxima maternidad.