Así lo confirmó el creador del sitio de descargas, que está acusado de cometer 13 delitos vinculados a la piratería y el lavado de dinero.

El nuevo portal tendría 100 gigabytes de almacenamiento y se podría usar la moneda virtual Bitcoin

«Megaupload vuelve el 20 de enero de 2017, en el quinto aniversario de la redada. Será mejor que el original y se sentirá como estar en casa». Con esa frase publicada en Twitter, Kim Dotcom anunció la vuelta del portal de descargas.

El creador del famoso sitio está acusado por el FBI de haber estado involucrado en delitos vinculados a la infracción de derechos de propiedad intelectual, la piratería y el blanqueo de capitales.

 

Según publicó en la red social de microblogging, el nuevo sitio contará con 100 gigabytes de almacenamiento gratuitos, archivos cifrados en tiempo real, sincronización con todos los dispositivos y no habrá límite de transferencias.

También publicó un anuncio animado en su cuenta de Instagram.

 

«En las siguientes semanas y meses habrá más anuncios importantes de los socios del nuevo Megaupload. Permanezcan conectados aquí», escribió el empresario.

También dejó entrever que en el nuevo portal se podrá usar la moneda virtual Bitcoin. «Les puedo decir que Megaupload y Bitcoin tuvieron sexo. Hay un embarazo y tengo la sensación de que el bebé traerá alegría», publicó.

 

Si bien tiene varias causas en Estados Unidos, Dotcom sigue trabajando desde Nueva Zelanda donde reside actualmente. En 2013 incluso fundó Mega, un servicio de almacenamiento en la nube que abandonó meses después.

En diciembre de 2015, un juez neozelandés se pronunció a favor de extraditarlo a Estados Unidos, junto con sus ex socios Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk. Todos viven en Nueva Zelanda y están en libertad condicional.

Nevin Dawson consideró que había indicios razonables para que los acusados se presenten en Estados Unidos y sean juzgados por trece delitos vinculados al crimen organizado, la piratería y el lavado de dinero.

Dotcom podría llegar a tener que enfrentar una pena de 20 años de prisión en caso de que eventualmente sea extraditado al país del norte.

El empresario y sus socios fueron detenidos en enero de 2012 en medio de un operativo que se hizo en Auckland, que estuvo a cargo del FBI y que incluyó el cierre de Megaupload. De acuerdo con las autoridades estadounidenses, el sitio llegó a tener 50 millones de usuarios y obtuvo un beneficio de 175 millones de dólares.

De todos los imputados, el único que fue juzgado y cumplió su sentencia es el programador estonio Andrus Nomm, quien estuvo poco más de un año en prisión, en Estados Unidos. Pero Kim Dotcom por ahora no parece preocuparse por sus problemas legales. Tiene toda la energía puesta en su próximo proyecto. Al menos, eso es lo que deja ver.

«Voy a ser el primer multimillonario techie que fue imputado, perdió todo y creó otra compañía tecnológica valuada en millones mientras estaba en libertad condicional», tuiteó.

Por Desireé Jaimovich 13 de julio de 2016