Cumpliría 82 años de edad este 25 de noviembre…»Fundación Isaac Chocrón» velará por el legado del autor

En vísperas del aniversario del natalicio del dramaturgo venezolano Isaac Chocrón; el actor y  director Javier Vidal, anuncia la constitución de la “Fundación Isaac Chocrón”, la cual administrará el legado cultural, así como los bienes y beneficios derivados de los derechos de autor de este insigne escritor aragüeño, según consta en su propio testamento.

El 25 de septiembre, el sector teatral nacional celebra el aniversario del nacimiento del dramaturgo venezolano Isaac Chocrón. Nacido en Maracay en 1930,  se convirtió en insigne referente de la dramaturgia nacional contemporánea y creó su propia estilística “chocroniana”; animando a la cultura venezolana con la fundación de instituciones teatrales como El Nuevo Grupo (cuyas bases cimentó al lado de Cabrujas y Chalbaud); además de desarrollarse como profesor y director de la Escuela de Arte de la UCV, coordinador de la colección teatro de Monte Ávila, director fundador de la Compañía Nacional de Teatro, director del Teatro Teresa Carreño; primer Presidente del Consejo Nacional de Teatro y de la Asociación Profesional de Teatro y Primer ganador del Premio Nacional de Teatro (1979)

Javier Vidal, actor y dramaturgo, declara en preámbulo sobre la constitución de la “Fundación Isaac Chocrón”, la cual esperan esté resuelta antes del venidero 6 de noviembre,  cuando se cumple un año del deceso del creador de piezas teatrales como “La Revolución”, “O.K.”, “Asia y el Lejano Oriente” y “Los Navegaos”.  Cabe destacar que en vida, Chocrón elaboró su testamento cuando fue dándose cuenta que ya su enfermedad avanzaba sin freno, documento donde habla de sus “hijos elegidos”, término que desarrolló en su dramaturgia. A ellos encomendó la tarea de administrar sus bienes y los beneficios por autoría que se devenguen de sus obras teatrales y novelas que se siguen montando y editando tanto en el país como internacionalmente.

Aclara Vidal que este grupo de herederos o “elegidos”, Chocrón: “los eligió en vida y en vida nos educó legando su ética y deontología, su sabiduría, su ímpetu gerencial y su capacidad para trabajar y congeniar con todos en sana paz”. Está conformado por: Luis Enrique Pérez Oramas (curador de arte), Boris Izaguirre (escritor y presentador de TV), Garan Mattar (empresario), Luis Parada (médico), Michel Hausman (productor teatral), Martin Hahn (escritor), el Padre Rafael Bakedano y el mismo Javier Vidal, quien funge como Presidente de la fundación.

-¿Cómo nace la “Fundación Isaac Chocrón”?
-Isaac especifica en testamento que se constituya una Fundación cuyo patrimonio esté constituido por el legado recibido, de manera que coordinados por el albacea, se distribuya de la siguiente manera: “50% para la divulgación de mi producción literaria mediante ediciones de las obras; 25% para la promoción de la dramaturgia venezolana y 25% para establecer una beca o premio anual según lo decidan los señalados”.

-¿Ya está legalizada esta Fundación?
-“Las cosas de palacio van despacio”. Todo el proceso es algo lento en materia de papeleo, notarías, redacción y firmas, pero antes de cumplirse el año de su desaparición (6 de noviembre de 2012) estará todo en regla. Igualmente la Fundación ya está trabajando, haciendo contactos, relacionándose ya directamente con SACVEN, ente que nos ayuda al control de sus montajes en el exterior e igualmente ya se han acercado teatristas para la petición de derechos de autor como es el caso del actor Gustavo Rodríguez, quien en homenaje a Isaac, montará “La Revolución” el primero de noviembre.

-¿Quién lo proclamó Presidente?
-Nos reunimos y entre tofos decidimos que Luis Parada fuera el Secretario, Garan Mattar el tesorero, Martin Hahn el vocal; y entre yo Presidente. Inmediatamente me puse a trabajar y para el 6 de noviembre tendremos el desglose de las primeras actividades que se realizarán en el transcurso del primer año.  La presencia de Isaac con su obra y su espíritu seguirá viva entre nosotros. Reitero que Isaac hizo hincapié en legar a sus “hijos” sus derechos y bienes; pero no olvidó a su compañera de vida Sara, ni a Miriam Dembo a quien legó bienhechurías y la biblioteca a la escritora Victoria De Stefano.

Javier Vidal señala que poner a andar una Fundación es nada envidiable: “Todos estamos en calidad ad honorem y todos lo hacen con gusto y placer. Es un trabajo de dedicación porque al ser Fundación tenemos, a la vez, que buscar recursos extras para poner en funcionamiento lo que pronto anunciaremos en el campo de la dramaturgia, edición, promoción, edición y formación de la cual Isaac Chocrón fue maestro”.