Dependiendo de qué deporte practiquemos necesitaremos un tipo de sujetador. Ya que a mayor impacto, mejor sujeción necesitaremos.


Cuando una mujer hace deporte debe tener en cuenta no solo el calzado y la ropa que usará para su rutina, sino también debe tener presente que el uso de un sujetador adecuado es determinante para proteger las mamas. Hacerlo evitaría, entre otros daños, la caída o flacidez precoz de la mama.

La glándulas mamarias femeninas son tejidos grasos con mayor movimiento que el resto de órganos del cuerpo y al ser ejercitado producen desplazamientos de hasta 21 cm. Ya sean balanceos de arriba abajo, laterales e incluso de adentro hacia fuera, una vez deteriorados los ligamentos la recuperación es irreversible. Por su escasa sujeción natural, es necesario el uso de sujetadores especialmente diseñados para hacer deporte, y de esta manera poder mantener una estabilidad adecuada.

Gonzalo Ansola, Brand communication de Reebok señala que ’Muchas mujeres le dan poca importancia a esta prenda sin ser conscientes que el uso de sujetadores deportivos evitaría el desarrollo de daños irreversibles en el pecho, que van desde efectos estéticos hasta lesiones a largo plazo. Por eso es importante la utilización de sujetadores deportivos fortalecidos que soporten y amortigüen todo tipo de movimientos sobre todo los movimientos bruscos al que nos exponemos cuando hacemos deporte’.

Por ello, el especialista de Reebok , nos señala cuáles son los elementos a tener en cuenta para elegir un sujetador adecuado:

1. El elástico inferior: La cinta que queda debajo del busto debe quedar ajustada pero sin llegar a apretar, cuanto más ancho sea mayor sujeción nos proporcionará. Además, debemos asegurarnos de que no se retuerce dentro del forro, porque puede ser muy incómodo y acabará por hacernos heridas.

2. Tirantes: Hay diferentes modelos de sujetadores y por lo tanto también de tirantes. Lo que hay que tener en cuenta es que a mayor estabilidad en los tirantes mayor será la sujeción. Entra al probador, colócate el sujetador y muévete un poco frente al espejo para comprobar que dispones de libertad de movimiento mientras el busto no se mueve de su sitio.

3. Tecnología: Debemos revisar si la prenda cuenta con tecnologías capaces de controlar el calor, liberar el sudor y equilibrar el ajuste.  El tejido debe tener la mayor transpirabilidad posible: evitar los tejidos naturales como el algodón. Reebok cuenta con tecnología textil capaz de evacuar el sudor y mantener el cuerpo seco.

4. Talla : Para determinar nuestra talla de copa depende del tamaño del busto y también de la espalda. Debemos tener en cuenta que a mayor volumen mayor sujeción. Las varillas, si las lleva, no deben ser metálicas.


Además, dependiendo de qué deporte practiquemos necesitaremos un tipo de sujetador. Ya que a mayor impacto, mejor sujeción necesitaremos. Podríamos clasificar los deportes así:

Deportes de bajo impacto: yoga, pilates

Deportes de medio impacto: Training, crossfit, bicicleta

Deportes de alto impacto: Running, baile, steps

Un sujetador deportivo es una inversión en salud a largo plazo, no sólo estarás más cómoda haciendo deporte, sino también estarás evitando problemas de salud.