Como director general de la telenovela »Guerreras y Centauros’‘, quiero hacer del conocimiento público mi posición en relación

a las recientes declaraciones realizadas por el Sr. Henry Galue. El Sr. Galue crea una nueva polémica con respecto a esta producción al acreditarse la dirección general de esta telenovela, lo cual es una gran mentira. Quiero fijar mi posición luego de haber recibido infinidad de llamadas y mensajes de parte de compañeros y amigos en común que laboraron en esta producción y algunos otros que no, pero que igual se muestran sorprendidos.

Hago público mi rechazo a esta absurda declaración donde el Sr. Galue se coloca como director general sin haber dirigido una sola escena de la mencionada telenovela. Decido hacer este anuncio, más que por mi persona, ya que nunca he sido un profesional envuelto en polémicas, por una sencilla razón: rechazo la falta de ética y profesionalismo del Sr. Henry Galue, ahora que ha terminado de producir su primera telenovela.

Tuve un año y ocho meses trabajando con “ Guerreras y Centauros” como Director General. Trabajar en esta telenovela fue un reto para todos los que tuvimos las ganas de hacerlo, muy a pesar de que no teníamos ni las mejores condiciones, ni los mejores salarios, ni siquiera algunos beneficios laborales que son básicos para cualquier empleado venezolano. Lamentablemente, luego de la renuncia del productor general Igor Manrique, la producción se hizo más compleja por la inexperiencia del productor ejecutivo Sr. Henry Galue. Yo me mantuve dirigiendo porque siempre me gustó el proyecto y porque quise apoyar al Sr. Galue en esta producción que tenía años planificando. Debo reconocer que  a pesar de que las condiciones laborales no eran optimas se hizo un gran esfuerzo y logramos juntos, actores y técnicos, escenas y momentos memorables. A ellos, a esos excelentes profesionales, va mi gratitud sincera.

Fui el director con mucho mas tiempo en esta producción, repito un año y ocho meses. El Sr. Henry Galue, nunca fue director de esta telenovela; nunca dirigió una escena y mucho menos una pauta completa. Muy a pesar de esta mentira y de su poca vergüenza, quiero apostar a la ética y a la reflexión oportuna; espero que el significado de estos conceptos no se le hayan olvidado al Sr. Galue ahora que por primera vez produce una telenovela.

Después de más de 30 años de experiencia en el medio artístico siempre hay algo que aprender. Hoy aprecio a esos grandes productores (los que trabajamos en esta industria conocemos sus nombres), que se sienten orgullosos y complacidos de ser productores y que no necesitan adueñarse del crédito de otra persona para sentirse respetados.

El crédito de Director General le corresponde siempre al director principal: al que arranca una producción, que participa en los diferentes castings, hace las lecturas con los jefes de  cada área de la producción y con los actores, trabaja con el elenco principal en el desarrollo de sus personajes, realiza puestas en escenas, da acotaciones tanto artísticas como técnicas, visita las locaciones; además de otras funciones en comunicación con los jefes de cada departamento. El Sr. Henry Galue no hizo ninguna de estas responsabilidades, todas esas labores las realice yo.

El Sr. Henry Galue tiene crédito por historia original (aunque en la prensa se han comentado que la hija del Sr. Oscar Urdaneta (QEPD) lo acusa de plagio), además se dice protagonista y director general. Independientemente de la autoría de la historia, el crédito real del Sr. Henry Galue es productor ejecutivo; el que ahora quiera inmerecidamente nombrarse director general es un acto ingrato, de un ego desproporcionado o de una gran inseguridad. Es una gran farsa que el Sr. Henry Galue haga ver como que él dirigió a los actores, monto cada una de las escenas, día a día, en un estudio sin insonorización y con un calor insoportable; por mencionar sólo dos aspectos de lo que vivimos todos los que ahí laboramos. Hago énfasis que fue DÍA A DÍA y aclaro que el Sr. Galue tal vez dirigió la empresa, pero no la telenovela.

Luego de enterarme de esta decisión tan poco profesional pido públicamente que si mi nombre no aparece como Director General en los créditos de la novela, de ninguna manera y bajo ningún concepto se coloque mi nombre. En otras palabras, prohíbo colocarlo y exijo al Sr. Galue no mencionarme en ninguna otra entrevista o declaración a menos que desista de la farsa. Si el Sr. Galue insiste en la mentira; el no mencionarme puede hacerlo sentir más cómodo con esa manera tan vergonzosa de ejercer el respetable oficio de productor.

REITERO, de no aparecer con el crédito que me corresponde (Director General), me basta con el aprecio de aquellos compañeros y amigos que trabajaron en “Guerreras y Centauros”, que tengan estima por mi persona o por mi trabajo. Si el Sr. Galue  mantiene alguna duda o como telenovela truculenta recurre al recurso de la amnesia, le comento que el 80% o 90 % de las escenas que usa en el demo para promocionar la telenovela las dirigí yo. Ninguna de esas escenas las dirigió el Sr Henry Galue.  Ni esas, ni ninguna otra.

El Sr Galue dice: “No hacemos proselitismo político sino una obra de arte”.

El Sr. Henry Galue es osado al calificar esta telenovela como una obra de arte. Yo no me atrevería a tanto, pero si reconozco que la mayoría hizo un gran trabajo. Esta producción es producto del esfuerzo de excelentes profesionales (actores y técnicos); no respetar el aporte de cada uno, su talento o sencillamente su trabajo es un plagio, para ser mucho mas claro, es un robo.

Sin otro particular,
Juan Carlos Wessolossky
Director General “Guerreras y Centauros”