Justin Bieber y Britney Spears tienen algo en común: son los famosos que más cobran por concierto. Y es que ambos piden un estimado entre 2.5 y 3 millones de dólares por presentación,

cifra que varía de acuerdo con la venta de boletos y otros factores, informaron sitios de Internet.

Debido a esta cantidad, tanto Bieber como Spears se colocan al nivel de artistas como Madonna, Paul McCartney y U2.

Curiosamente, el emblemático Roger Waters con su gira The Wall se sitúa debajo de los jóvenes talentos con un estimado de 2 millones por evento, mientras que Pearl Jam y Red Hot Chili Peppers alcanzan el millón de dólares.

Justin Bieber, además de ser uno de los que más cobra, es el que más vende al registrar 50 mil entradas vendidas en tan sólo una semana en Estados Unidos.


Terra Mx