La princesa del pop Britney Spears está convencida de que sus dos hijos se dedicarán al mundo del espectáculo en el futuro.

La cantante estadounidense suele llevar a su familia a sus tours y por eso cree que Sean Preston de seis años y Jayden James de cinco, frutos de su relación con su exesposo Kevin Federline, serán artistas pues han demostrado que aprenden rápido los pasos de baile de sus bailarines.

Britney -quien está a punto de embarcarse en la parte europea de su gira mundial «Femme Fatale»- dijo: «Cuando estoy de gira (mis hijos) siempre vienen conmigo y eso les encanta. Cuando yo era más joven estaba siempre de tour y siempre es emocionante”.

«Ellos llegan a casa y copian los movimientos de los bailarines, tratan de ponerse de cabeza y hacerla girar y todas estas cosas. Ellos, definitivamente, se dedicarán al mundo del espectáculo”, reveló Spears.

La estrella del pop, que mantiene una relación amorosa con su exagente Jason Trawick, fue puesta bajo supervisión paterna luego de su publicitada crisis emocional en el 2008, pero siente que ahora está en un “buen lugar” en todos los aspectos de su vida.

En  una entrevista con el programa de la televisión británica Daybreak, Britney, de 29 años, la cantante manifestó: «Estoy en un lugar muy bueno, estoy ocupada, estoy haciendo lo que amo, mi familia es genial. Estoy buscando un click en toda mi vida».