Los antojos son una fase del embarazo en la que las mujeres sienten la necesidad imperiosa de comer algo en concreto, pero en el caso de la cantante,

come todo a la vez sin importar si es dulce, salado o picante. Y es que la estrella ha cambiado su dieta de langosta o champagne por las galletas oreo y los plátano con tomate.

Beyoncé no puede frenar sus antojos ni la manera en lo que los tiene que comer. Parece que el bebé tiene unos gustos un poco especiales y nada habituales.

El diario The Sun ha podido conocer qué es lo que la cantante come desde que está embarazada y la verdad es que su nueva dieta es cuanto menos variopinta.

El tabloide publica el testimonio de una fuente cercana a la joven y califica los antojos de la diva como «extraños».

Según apuntaba, Beyoncé se está alimentando a base de galletas Oreo, pepinillos, helado con salsa chili por encima y plátanos con ketchup, algo que ella «adora».

Pero las mezclas raras no acaban aquí. Su desayuno favorito es nada más y nada menos que croisant relleno de barritas de caramelo y chocolate fundido.

Todo sea por hacer feliz a la mamá, que por fin verá hecho realidad