El orgulloso papá primerizo no ha tardado en rendir su particular homenaje a su pequeña, y qué mejor forma de

expresarse que a través de la música. El rapero ha compuesto un tema en el que además de dar las gracias por la llegada de su pequeña, revela que antes que Blue Ivy, la pareja sufrió un aborto natural que fue terriblemente doloroso para ellos.

Ser padre es una de las experiencias más maravillosas del mundo y eso es algo que acaba de experimentar el marido de Beyoncé, quien lo primero que ha hecho ha sido componer una canción llamada Glory en la que deja muy claro que recibir a la pequeña Blue Ivy junto a Beyoncé es lo más maravilloso que le ha pasado en la vida, una auténtica ‘gloria’.

Sin embargo, antes de dar la bienvenida a su primera hija, la pareja sufrió un terrible revés cuando la cantante sufrió un aborto, algo que el rapero ha revelado en la canción.

«Falsas alarmas y falsos comienzos… Todo es mejor con el sonido de tu corazón… Todo el dolor de la última vez», rapea el marido de la cantante. En la canción lo deja bien claro y abre su corazón diciendo: «La última vez el aborto fue muy trágico».

En esta canción además ha querido que su hija también participe y detrás de la base se puede escuchar a Blue Ivy llorando, a quien el artista se refiere diciendo: «Eres la hija del destino… Eres la hija de mi destino… Eres mi hija con la hija de las Destiny’s Child».

¿POR QUÉ BEYONCÉ Y JAY-Z HAN LLAMADO A SU HIJA BLUE IVY?

El nombre de la primera hija de la pareja ha suscitado reacciones de lo más diversas aunque la línea habitual ha sido la de confusión. ¿Por qué han llamado a su hija como un color?

El diario New York Daily News ha indagado en este asunto y parece ser que los dos nombres de esta pequeña representan símbolos muy importantes para la pareja. Blue (azul) es el color favorito del rapero y así llamó a sus primero álbumes.

La explicación para Ivy (que significa hiedra) viene ya que sus letras, IV, representan el número cuatro en números romanos. Se trata de una cifra muy importante para Beyoncé, quien siempre ha dejado claro que el 4 era su número. Nació el 4 de septiembre, el cumpleaños de su marido es el 4 de diciembre, se casaron el 4 de abril y de hecho el último trabajo de la cantante se llama ‘4’.

 




TODOS LOS CAPRICHOS SON POCOS PARA BLUE IVY

La llegada de esta pequeña era algo más que deseado y los papás llevaban varios meses preparando todo para que a su hija no le faltase de nada.

De hecho, una de sus últimas compras antes de dar a luz fue una cuna que costaba la friolera de 2.736 euros.

También se supo que su pequeña tendrá su propia guardería privada. Una descomunal habitación de 670 metros cuadrados que construyeron en su apartamento de Tribeca.