El argentino asegura que su separación económica habría sucedido con sólo un diálogo y no un juicio costoso


El argentino Antonio de la Rúa, expareja de Shakira, lamentó que la cantante colombiana se haya negado a resolver su separación económica mediante el diálogo y todo haya terminado en un juicio millonario, informó la revista Noticias.

En una entrevista publicada en su más reciente edición, que comenzó a circular el martes 16 de julio, De la Rúa dijo que «en su momento fue doloroso descubrir que no había espíritu de dialogar nada, siempre imaginé que nos sentaríamos ella y yo a ponernos de acuerdo».

El empresario, quien fue pareja de Shakira durante 12 años, desestimó la importancia que tiene el que la justicia suiza haya rechazado una solicitud de amparo que él interpuso para congelar las cuentas bancarias de la artista.

«En Ginebra (Suiza) no se iba a resolver nada, hay un solo juicio y es en Los Ángeles (Estados Unidos)», afirmó el hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001).

‘Antonito’, como se le conoce en el país sudamericano, exige a su ex novia alrededor de 100 millones de dólares, equivalente a un 18 por ciento de la fortuna generada por ambos mientras estuvieron juntos.

Shakira ha rechazado tal acuerdo bajo el argumento que De la Rúa cobró en tiempo y forma sus servicios como mánager, pero el empresario exige una indemnización para liquidar la supuesta sociedad que tenía con la cantante.

Por otra parte, y en un tono más conciliador, De la Rúa se alegró que dos años después de su separación ambos sean felices con sus nuevas parejas.

«A Shakira la veo muy feliz y eso me pone contento», dijo respecto a la relación de la colombiana con el futbolista del club español Barcelona, Gerard Piqué, con quien tuvo al pequeño Milan.

«Yo estoy en el momento más feliz de mi vida, con la mujer que amo y con mi hija, que es mi vida, creo que a Shakira le pasa algo parecido», afirmó De la Rúa.