La cantante se paseó con un vestido que dejaba al descubierto sus senos. Ya se sabe desde hace tiempo que Rihanna lleva un piercing en su pezón derecho.

En diversas ocasiones, la cantante ha hablado de ello, admitiendo incluso que el adorno, además de ser estéticamente atractivo, ha mejorado notablemente su vida sexual. También se sabe que la artista le tiene cierta aversión a los sujetadores, y por ello en ocasiones se la puede ver en público luciendo prendas que no dejan nada a la imaginación.

Y así ha sucedido hace unos días, cuando un fotógrafo captó varias imágenes de la artista paseándose por las calles de Montreal con un estrecho traje de dos piezas cuyas transparencias permiten ver claramente los pechos de la artista y, por añadidura, el piercing.