Rihanna ha causado polémica en Reino Unido por la publicidad gráfica de su perfume ‘Rogue’.

El organismo regulador de publicidad ha restringido el cartel para zonas en las que no transiten menores de edad.

La publicidad, donde Rihanna se luce en topless y exhibiendo sus largas piernas, ha sido considerada ‘sexualmente sugerente’, por lo que se han tomado medidas para que no sea vista por niños.

La productora del perfume de Rihanna respondió que su publicidad no es inapropiada ni ofensiva. La cantante de Barbados ha preferido no pronunciarse sobre la censura.

Samantha Cervantes / NetJoven