Su nombre está sonando entre los candidatos a protagonizar el evento… Desde hace mucho tiempo, el intermedio de la Superbowl ha sido uno de los eventos musicales más relevantes del año,

permitiendo a sus protagonistas ofrecer un mini-show espectacular frente a una audiencia de millones de personas. Y si en años anteriores, los encargados de amenizar la velada han sido artistas de la talla de Michael Jackson, los Rolling Stones o The Black Eyed Peas, parece ser que para el próximo los organizadores siguen apuntando alto, y están en negociaciones con la mismísima Madonna.

De momento, no existe confirmación oficial por parte de los organizadores ni del mánager de la cantante, pero parece bastante probable, teniedo en cuenta que la cantante planea editar su nuevo disco en primavera del próximo año y el evento se celebraría en febrero, lo que supondría una maniobra promocional imbatible que una artista tan ambiciosa como ella no dejará escapar.

 

Via: Los40.com