Los rumores sobre una nueva crisis entre la cantante y su marido vuelven a arremeter con fuerza y esta vez el

motivo es una tercera persona. La revista QMD afirma que Colate se lo pasó en grande en la boda de Jose María Aznar Jr. en compañía de otra joven y todavía está por demostrar si es una amiga de la pareja o la prueba de que el matrimonio está roto.

La compañía femenina de Colate en la boda del hijo del ex presidente Aznar están dando mucho que hablar. El marido de Pau acudió solo al evento ya que la cantante está inmersa en la promoción de su nuevo trabajo musical, Brava.

La revista QMD lleva a su portada que Colate podría haber sido infiel a su mujer con esta misteriosa joven aunque varios periodistas aseguran que se trata de una amiga de la pareja.

Infidelidad o no, lo cierto es que la relación de esta pareja de puertas hacia fuera parece haberse enfriado ya que no se dejan ver juntos y estas navidades Paulina no ha querido compartir ninguna estampa familiar ni ha querido compartir con quién ha pasado las fiestas.

Lo cierto es que Paulina está totalmente inmersa en la promoción de su nuevo disco y ese podría ser el motivo del presunto distanciamiento con su marido.

Desde que se casaran en 2007 su relación ha tenido enormes altibajos pero pese a todo han seguido juntos y el divorcio no ha sido la opción definitiva. De hecho, hace un año decidieron separarse por un tiempo y mientras la chica dorada se marchó a Los Angeles para centrarse en su carrera musical, Colate se quedó en Miami. Pero su distanciamiento duró poco tiempo y volvieron a dar una oportunidad a lo suyo.

Por el momento sigue planeando en el aire el rumor de esta posible infidelidad. La periodista Lydia Lozano aseguraba en Telecinco que existen imágenes muy comprometidas de Nicolás Vallejo Nágera pero han sido retiradas para no destapar un enorme escándalo.

Por su parte Kiko Matamoros sostiene que la cantante ha perdonado la infidelidad y que la pareja no se va a divorciar.

Mientras no cesa el ir y venir de rumores, la pareja sigue guardando un silencio sepulcral.