Mediante una cláusula de confidencialidad… Pese a los presuntos malos tratos y la orden de alejamiento, RiRi podría estar a punto de dar una nueva oportunidad a Chris.

 

Un tema cuanto menos controvertido que ha hecho que ambos traten de llevarlo con la mayor discreción para que nadie opine. Hasta tal punto habría llegado la obsesión del cantante por llevarlo en secreto, que estuvo a punto de no ir al cumpleaños de Rihanna hasta que los asistentes no firmasen una cláusula de confidencialidad.

A la fiesta adelantada del cumpleaños de Rihanna acudieron varios de los grandes amigos de la cantante como Katy Perry, ChrisMartin o Bruno Mars. Entre los invitados estaba su ex, Chris Brown, con quien en las últimas semanas podría estar teniendo un nuevo acercamiento.

Según recoge la web TMZ, el cantante estuvo a punto a no ir a la fiesta alegando que no iba a entrar hasta que todos los asistentes firmaran por escrito que no iban a contar nada de lo que sucediera de puertas hacia dentro, algo que no se tardó en desmentir.

El Daily Mail de hecho publica que RiRi y su ex estuvieron mucho tiempo hablando y haciendo manitas ajenos al resto del mundo.

LA SOMBRA DE LOS MALOS TRATOS HACIA RIHANNA PERSIGUE A CHRIS BROWN

Pero aunque estén limando asperezas entre ambos, no son pocos los que no olvidan los hechos acaecidos en 2009 cuando Rihanna denunció al que por aquél entonces era su novio por haberle propinado una paliza.

Desde entonces muchos han criticado al cantante, a quien no perdonan su actitud con Rihanna. De hecho, tres años después, sigue habiendo quien se indignó porque Chris no solo acudió a la ceremonia sino que además recibió un premio al mejor álbum de R&B.

La web TMZ ha sido también en donde se ha recogido un nuevo escándalo en torno al artista. Al parecer, durante la ceremonia de los Grammy, Brown se encontraba en una sala anexa en donde vio a una morena a la que se acercó y le dijo: «¿Puedes darme tu número de teléfono? Te prometo que no te voy a pegar».

Una ‘broma’ de pésimo gusto que el propio cantante no ha tardado en desmentir asegurando que se trata de una información «absurda» y «completamente falsa» asegurando: «Nunca haría una broma con eso».