La cantante va a dejar de beber por su nuevo novio, Reg Traviss. Si hace unos días Amy Winehouse la liaba en un bar en una noche de fiesta, ahora la cantante parece decidida a dejar su facete más problemática

y convertirse en una buena chica. Tras este deseo de cambio de la intérprete de ‘Rehab’ se encuentra un nombre: Reg Traviss, su nuevo novio. Por él, Amy Winehouse quiere cambiar y asentar, por fin, la cabeza.

Todo se debe a que Traviss, realizador de profesión, odia la faceta escandalosa de la cantante. “Cuando ella no tiene una botella en la mano se llevan genial. Pero Reg le ha dicho que debe dejar de beber, de lo contrario desaparecerá, así que ella se lo ha tomado en serio. Quiere conservarle y ha decidido hacer un enorme esfuerzo para estar sobria”, aseguró una fuente cercana a Amy.

Parece que el nuevo novio de Amy Winehouse puede ser la solución a todos sus problemas con el alcohol, y es que Reg Traviss le ha calado fuerte. Tanto es así que la autora de ‘Rehab’ también se ha olvidado de su polémico ex marido, con el que parecía que se iba a volver a reconciliar. Ahora habrá que ver si Amy Winehouse es capaz de cumplir su objetivo.

Fuente: lavozlibre.com