Pese a que pocas como ella han conseguido llegar al público con sus increíbles letras sobre el desamor, parece que en su caso, su suerte ha cambiado radicalmente.

El culpable de su felicidad es Simon Konecki, un hombre que ha conseguido olvidar su pasado sentimental. Un nuevo capítulo que Adele está escribiendo llena de ilusión.

La revista People ha pillado a esta nueva parejita disfrutando de un divertida cita. Adele y Simon acudieron a un conocido restaurante asiático de Londres, en donde se reunieron con varios amigos de la cantante.

Los dos jóvenes estuvieron todo el rato muy cariñosos e intercambiando confidencias como dos auténticos tortolitos entre sushi y rollitos de primavera.

Uno de los asistentes aseguraba a la People que no llegaron a besarse en público pero la compenetración y la química que hay entre ambos es algo más que evidente. La cantante de Someone Like You ha encontrado por fin un hombre que le ha devuelto la fe en el amor.